antes muerta que sencilla

Me llamó mucho la atención que alguien se fijara en mis piercings. Bueno, es que yo los tengo tan asumidos que casi ni me fijo en ellos. Es una prueba más de lo subjetivo que es el mundo, no sólo referido a los piercings; algo que para mí es normal, que ya forma parte de mí, para otro puede ser sorprendente y curioso. Exótico. De mal gusto.

Total, que tengo que resignarme. No sé cómo me véis. No sé que pensáis de mí.

Una parte de mí pregunta ¿Y a quién le importa?. Y la otra responde… ¿tú que crees?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: