Me preocupa mucho que, de tanto sobarlo, prestarle atención y estar con él, mi portátil se acabe enamorando de mí. No sé si podría soportarlo. Me lo imagino, dejándome mensajes entre píxeles, moviendo botones para componer palabras de amor, haciendo sonar mp3 empalagosos… Cuando le diga que prefiero irme con el de casa, que es el que tiene juegos y me hace reír, va a hundir mi carrera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: