– Nur no té son

Nur no tiene sueño y ahora está escribiendo. Va cabilando sobre su mundo, sobre cosas que captan su atención y sobre otras que dejan de tenerla.

Nur no tiene sueño y alarga el rato antes de ir a dormir, de enfrentarse a otra noche, y a otra mañana. A otro día en general.

Nur nota su piel irritada después de la ducha, mientras piensa que echa de menos hablar con alguien.

Nur se aburre y espera.

No le gusta la sensación de perder el tiempo, pero sabe que debe dejar que se le escurra entre los dedos. Tan sólo un poco más.

No tiene sueño, y ni sueña ni deja de soñar. Sólo se deja arrastrar por el sopor del paso de los minutos, de las horas, de los días. Le parece casi hipnótico.

Nur mira a su gato, que reclama su atención. Le acaricia. El gato le responde con un suave ronroneo.

Nur no tiene sueño y se siente sola.

Nur no entiende que lo que escribe suene triste, cuando no pretende que sea así.

Nur no quiere ver nada de lo que dan por la tele.

Nur no tiene sueño, y piensa lo que cada madrugada; diez minutos más y me voy. Enciende el último cigarrillo. Y se va.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: