– La piel tiene memoria

Sí señores, la piel tiene memoria.
Por eso a veces parece que el cuerpo juegue con ventaja, y que la memoria nos juegue malas pasadas.
Sucede a veces que olvidamos lo que hemos hecho hace un rato, pero no el sabor de las fresas, que se presenta de improviso en pleno otoño, o el cuerpo de un buen vino, el tacto de la seda, el calor de alguien cuando nos abraza, aunque no nos acordemos de su nombre.
La piel tiene memoria, y suele ser muy discreta y selectiva. Para la memoria de la piel no existe un término medio de nada; lo que nos sucedió fué maravilloso o repugnante, no pudo simplemente ser.
Y debo reconocer que mi piel es muy señorita, y le gusta gastarme jugarretas, recordándome, sin motivo aparente, algo que en su momento me hizo estremecer, y que aún hoy me pone los pelos de punta.

Anuncios

2 comentarios to “– La piel tiene memoria”

  1. Capitan Napalm Says:

    FFFFfff…

    Joooder.

    Podría hablar horas sobre esto, pero no se si el blog este es para mayores.

    El olfato es una cosa que solo dispara recuerdos en florianes como Proust. A los felinos, felinos, lo que nos pone es el tacto de la piel.

  2. ´°*¤·Nur·¤*°` Says:

    Cierto es, el tema dá para mucho. Hay experiencias que la piel no olvida. La mía tiene mucho mejor memoria que yo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: