A velocidad de crucero

No sé si será a causa del día de hoy o de la noche de ayer, pero estoy que me caigo de sueño. Eso es relativamente malo, porque mi nivel de alerta es más bajo de lo normal y voy a un ritmo más lento, pero también es bueno porque, en pocas palabras, me importa un bledo.
Sí, tengo trabajo, tengo un montón de cosas por hacer en casa, en nada y menos empiezo el semestre de la universidad, hoy tengo cena fuera y mañana seguramente vienen unos amigos a cenar a casa. Pero, como he dicho antes, voy más despacio de lo acostumbrado, y creo que ahora mismo sería incapaz de estresarme aunque me lo propusiera.
Viéndolo así, escrito, tengo que plantearme si este estado es bueno o no.

Sólo un apunte antes de irme… Muchas gracias a los que pasáis por aquí de vez en cuando; Ayer me fijé que el marcador anda ya por encima de las 10.000 visitas.

Anuncios

2 comentarios to “A velocidad de crucero”

  1. Rapunzell Says:

    La calma es buena. Es más fácil hacer las cosas cuando se está calmado.

    La narcolepsia, por otra parte, NO es buena, así que ojito con pasarte.

  2. Imperator Says:

    Te lo dicen dos expertos. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: