Un circo de tres pistas

Sí señores, últimamente mi vida anda hecha un circo de tres pistas.
Sucede como en las actuaciones, que parecen larguísimas pero se hacen cortas, igual que parece que viva en el día de la marmota, siguiendo siempre con la misma rutina, que de vez en cuando se ve transtornada por algún hecho que me hace darme cuanta de lo rápido que está pasando el tiempo en realidad.
A veces me siento pallaso, tigre o elefante, y no siempre en el orden que venía en el programa.
Lo más curioso de todo es que al ser a la vez público y espectáculo, veo las cosas fáciles aunque sé que hacerlas es muy complicado, y no acabo de decidir si el show de hoy ha sido de mi agrado o no, ni si me ha quedado bien o ha sido un desastre.
Es lo que tiene tener la cabeza hecha una carpa de luces y colorines.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: