Nuevas, que no siempre buenas (Era: Sobre la salud de Imperator II)

Pues parece que la cosa no irá tan rápido como pensábamos. Lo que en un pricipio debió ser un proceso de coser y cantar (porque los médicos en seguida vieron claro que Imperator tenía una apendicitis y que había que operarle, porque decidieron hacerlo por laparoscopia para que las cicatrices y el riesgo de infección fuese mínimo, porque parece que el sistema inmune y el apetito del chiquillo están diseñados para sobrevivir a las cucarachas después de una hecatombe nuclear y porque la auxiliar más abnegada del mundo estaba dispuesta a sacar el machete para matar a cualquier virus malote que intentase colarse por las grietecillas que pudieran quedar) se ha visto complicado por algo de fiebre.

Los médicos han comentado esta mañana que podía deberse a la propia intervención (el cuerpo de uno se pone algo raro cuando lo rajan, remueven, cortan, cosen y cierran) o por una ligera infección. Como en el hospital no debían ir muy justos de camas han decidido que es mejor que Imperator se quede a hacerles compañía en observación, con antibiótico indovenoso, hasta finales de semana.

Eso, como todo, tiene un lado positivo y otro negativo.

El positivo es que en ningún sitio estará más controlado por manos y mentes expertas que en el hospital. El equipo médico que le atiende y las enfermeras de planta han resultado ser de lo más diligentes y francamente encantadores, y tiene una habitación doble, grandota, con mucha luz y una cama con millones de botoncitos para él solo. Una vez conectado el portátil, asegurado el suministro de libros, con ropita limpia para después de una buena ducha y con alimentos sólidos (bueno; semi-sólidos), una semana de vida contemplativa en una joya del modernismo catalán y patrimonio de la humanidad según la Unesco no parece tan mal plan.

El negativo, principalmente, es que en casa no se está como en ningún sitio. Y que encontrarse pachuchillo (que no mal, porque lo único que nota es que le chinchan las heriditas) no es del gusto de nadie, y que encontrándose bien lo de estar una semana más bien solo y sin Wi-Fi (so, no hay WoW) puede llegar a ser muy aburrido. Y que le echo de menos. Hoy he decidido empezar a tomarme esta semana con algo más de filosofía, pero hasta anoche he estado francamente angustiada (por una apendicitis, casi hasta da vergüenza reconocerlo) y eso no nos ha hecho ningún bien a ninguno de los dos. A mí la que menos. Pero eso ya ha cambiado.

No creo que vayan a producirse muchos cambios en su estado, pero si hay algo destacable ya os tendré al corriente.

Y creo que los túneles del hospital van a merecer un post con vídeo incluído. Rodado de noche. Y tal vez corriendo….

Anuncios

9 comentarios to “Nuevas, que no siempre buenas (Era: Sobre la salud de Imperator II)”

  1. persefone Says:

    Qué mal rollo. Siento que se haya puesto peor. Pobrechito el Impe.
    Espero que le baje la fiebre pronto y que os vayais los dos juntitos a casa.
    Mientras, que disfrute del Hospital de San Pau (por tu descripción debe ser ése) que es precioso.
    Y tú no te preocupes que Ramón es duro, quejica, pero duro.

  2. ´°*¤·Nur·¤*°` Says:

    Mu sentío, es lo que es. Pero lo está llevando de auténtico lujo, palabrita. Más duro que el más duro, más chungo que el más chungo, ya sabes… 😉

  3. Capitan Napalm Says:

    Pero que Gayer.

    Hace parecer a Camilo Sesto el cantante de los Gorgoroth.

  4. Rapunzell Says:

    Bueno, por lo que me dijo esta mañana acerca de un tipo que se dedicó a hurgarle dentro del corte con unas pinzas, parece más bien tipo Manowar, más que Gayer 😦

    En fin, parece que los hospitales catalanes están afortunadamente a salvo de Espe y sus muchachos, y nos podemos fiar de que se encuentra en un buen sitio 🙂

    Menos mal, que si lo llegan a operar aquí… 😦

  5. Fantine Says:

    Infecciones a parte, nosotros que fuimos ayer a verle podemos atestiguar que el mocetón está perfectamente 🙂

    Seguimos atentos a las evoluciones!

  6. Vailima Says:

    Venga, venga, ánimo guapa que después de este impás, el niño te vendrá relajado y descansado y entre mimo y mimo no quiero ni pensar.
    un besito
    p.s. por cierto, os quiero radiantes para el finde del 25 de octubre que nos vamos a Barcelona (reunión).

  7. Anonymous Says:

    Dile al chaval que se mejore de parte de 3d y dale un abrazo. Pero de ladito no le vayas a desgraciar el agujerillo que tendrá! 😛

  8. la que no encuentra su sitio Says:

    Me alegro que te lo tomes ya con más calma, por tu bien (y para evitar la mala leche del susodicho) 😉

    Lo del médico hurgándole la herida no sé si fue pa tanto (yo estaba fuera de la habitación esperando y no lo escuché gritar ni nada xD)… La cuestión es despotricar y pedir un maldito bocata de chorizo 😛

  9. Imperator Says:

    Muchas gracias a todos por los ánimos. Ya estoy en casa, dos días más tarde de lo pensado al principio y dos antes de lo que me llegaron a decir. Estoy muy bien, y en nada estaré al 100%

    Napalm, me gustaría tener la oportunidad de testear lo de las pinzas contigo, pero rajar la capa de sebo que gastas (que es una armadura verde al menos) requeriría una motosierra, y no tengo gasofa ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: