Nunca es demasiado tarde

A todos se nos pueden ocurrir millones de motivos por los que internet puede ser un asco. Pero al fin y al cabo tiene una ventaja que yo creo que puede redimir gran parte de sus males; es una herramienta democratizadora del recopón y da a la gente oportunidades para conocer, para aprender, para llegar a información que de otra manera habría estado fuera de su alcance.

Voy a poner un ejemplo que me viene bastante a mano; yo misma. Mi vida académica ha venido marcada por un pragmatismo ciertamente mal entendido que me llevó, en su momento, a tomar la decisión de alejarme de los campos de conocimiento que me parecían realmente atractivos. Y probablemente, en el fondo, me esté bien empleado por impaciente y maleable. Pero el hecho es que, gracias a internet (entre otros medios, claro, que no hay como tener amigos inteligentes y con paciencia) he podido llegar a libar un poco de conocimiento de varias parcelas que de otra manera estarían muy lejos de mi alcance.

Un tema que he descubierto de bastante mayor (pongamos que me intereso por él desde hace algo así como 8 años) es la física. Me parece realmente fascinante ver cómo son las cosas cuando las miras muy de cerca y muy de lejos, por qué actúan como actúan, qué las mueve y qué las cambia, cómo obra toda esa magia de gigantes y enanos y cómo todas esas explicaciones tan exóticas y aparentemente inconexas pasan a formar parte de mi realidad cotidiana. Fenómenos como el limpiar con jabón o el andar por la calle pasan a convertirse en experimentos y salen de entre páginas de libros para formar parte de mi vida. Y es maravilloso llenarse la cabeza de chispazos de teoría y realidad.

No dejo de ser una completa desconocedora de todo lo que la física podría llegar a aportarme y dudo que nunca consiga ningún título que tenga que ver con ello, pero hay muchas cosas que han llegado a intrigarme y me han llenado, y solo he llegado a comprenderlas gracias a los pedacitos que logro juntar por mi cuenta gracias a algunos libros y a mi ADSL.

Internet es una maravillosa herramienta. Puede usarse para miles de cosas. Yo os recomiendo, por ejemplo, estas:

Estos tios tienen razón; nunca es tarde.

Estos tíos tienen razón; nunca es tarde.

Anuncios

4 comentarios to “Nunca es demasiado tarde”

  1. Deirdre Says:

    Ostras, pues lo del jabón siempre me ha intrigado. Me lo tienes que explicar.

  2. nurnoteson Says:

    Cuenta con ello, princesa 🙂

  3. vanesancho Says:

    Y… ¿por qué nunca tuvimos profesores así? Mmmm ¿por qué mucha gente considera que “lo tuyo” se circunscribe a la carrera que estudiaste, en un momento en qué quizá no pudiste elegir con el criterio suficiente, dado el elevado rango de opciones disponibles? Un brindis por ese acceso al conocimiento 😉

  4. Tiberio Says:

    Yo he hecho justo lo contrario, estudié lo que me apetecía y acabé trabajando en lo que da trabajo 🙂

    Si hubiera estudiado para lo que estoy trabajando, ahora estaría ganando bastante más dinero pero tendría menos conocimientos sobre cosas que me molan.

    La verdad, es que yo lo doy por bueno 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: