¿Dónde está el dinero? (mi propia versión)

Rapunzell lleva ya un par de post dando su particular visión sobre la crisis económica. Ese, hoy por hoy, es un tema que está en boca de todo el mundo y, tanto oir opiniones finalmente me he decidido a decir yo la mía. Ojo; vaya por delante que, hoy por hoy, tengo tanta autoridad (y títulos que lo acreditan) como Rapunzell, la charcutera de mi barrio o muchos directores de sucursales bancarias (ejem) pero, vaya, que me apetece soltarlo. There we go.

Yo mantengo que el dinero, ese que nadie encuentra, no está en el pasado… Ni de hecho en ninguna parte. Y de hecho me parece que la gran crisis que se nos ha venido encima es, más que nada, una avalancha de sentido común en el que mucha gente se ha dado cuenta de ello. La economía mundial se ha basado durante mucho tiempo en dos conceptos claves; la confianza y la deuda, y la madre de los huevos es que, gracias a esos dos conceptos, el dinero se ha convertido en una mercancía con la que especular.

Arrêt. ¿En ninguna parte, dices?. Exacto; eso digo. Y aquí va una explicación terriblemente simplificada de parte de esa afirmación.

El negocio bancario, en su mayor parte, consiste en conseguir dinero barato y vender dinero caro, y así ganar la diferencia. La cuestión es que con ese proceso los clientes (sean particulares, empresas, gobiernos u otras entidades) pueden pagar hoy lo que hubiesen tardado mucho más tiempo en poder conseguir juntando ahorros. Pensad que cada vez que se firma una hipoteca lo que está sucediendo es que alguien va a comprar un piso que no habría podido comprar (pagando al contado) hasta al cabo de 20, 30 o 40 años. Lo mismo sucede cuando alguien pide un crédito para comprar un coche, o una tele, por ejemplo. El banco te presta un dinero confiando en que vas a poder devolver lo que te prestó y algo más (a veces mucho más) por los intereses. El caso es que estás pagando con un dinero que no tienes.

Cuando llevas un dinero al banco lo que estás haciendo es prestárselo, y el banco te paga por ello. Normalmente es poco (mucho menos de lo que te cobra él por prestátelo), y ahí es donde los bancos hacen su negocio. No creo haberle descubierto nada nuevo a nadie.

Ese dinero” está en el banco”, vale. Pero ese dinero, en su mayor parte, no tiene un soporte físico. No son un montón de billetitos y moneditas celosamente guardados en una caja fuerte, sino una simple anotación en una libreta o cuenta corriente. ¿Qué hace el banco con él?; lo presta, y confía en que otro individuo se lo devuelva, para poder devolvertelo a tí cuando tú se lo pidas. Pero (y aquí es donde empieza la parte divertida) no lo hace a razón de 1 a 1. Lo hace según otros ratios, es decir; presta más de lo que tiene depositado. Y la gente que recibe ese dinero… ¿Imagináis que es lo que hace? Pues, evidentemente, se lo lleva al banco, lo que pone en marcha el efecto multiplicador de la economía.

La traducción de todo eso es que hemos generado una bola enorme de movimiento de dinero a partir de la generación de una deuda. Eso no es malo. La crisis viene cuando empiezan a existir problemas para que la gente a quien se prestó el dinero lo devuelva, porque de ello depende que todos los demás cobren. Imagináos que eso sucede en suficientes ocasiones y veréis cómo empiezan a caer una tras otra las fichas de dominó. Que magnífico espectáculo…

El final del cuento es que, tal como defendía antes, el dinero no está escondido, ni en el pasado, ni en ningún sitio… Quod erat demonstrandum.

Y ahora me voy a preparar unas Kiches de jamón. Ale.

Anuncios

4 comentarios to “¿Dónde está el dinero? (mi propia versión)”

  1. vanesancho Says:

    Porque, en resumidas cuentas, gran parte de ese dinero no existe como tal. Sólo como garantía de otro dinero que se corresponde en ocasiones con algo de valor.
    Cuando lo más importante es el valor, porque, al fin y al cabo, a mí alimentarme de cereales AllBran no me ha motivado nunca… que probablemente sería lo más parecido a comerse el dinero…
    Nada, que no son horas para reflexionar sobre estos temas. Que aprovechen las quiches. Seguro que son más sabrosas que un papelico morao de esos.

  2. Sus Says:

    Ole tus kiches de jamón!

  3. Rapunzell Says:

    A ver si lo he entendido bien. ¿Eso quiere decir que el dinero se ha generado sin ninguna relación, ni siquiera indirecta, con la economía real? ¿Y que por tanto ha desaparecido, y ya está? Si sólo eran compromisos que no tenían relación directa de ningún tipo con la producción… entonces no comprendo por qué tenemos crisis.

  4. nurnoteson Says:

    El dinero se ha generado con una relación de ratios; 1€ permite “generar” bancariamente X€. Lo que sucede es que todos creemos que tenemos una determinada cantidad de dinero; ya nos iría bien que el dinero del vecino se esfumase, porque solo es un invento bancario… ¿Pero el nuestro? Oh, no; mi dinero tiene que existir, ¿Verdad?.

    Y así el drama está servido 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: