Batiendo récords

Creo que hacía mucho timepo que dejaba tanto entre posts.

Os podría contar lo de siempre, pero, total, tampoco es que me hagan falta muchas excusas. A veces se escribe más, otras un poco menos, y es lo que hay. Estoy segura de que seguís durmiendo exactamente lo mismo.

Estos días he andado liada con la secta. Por varios temas y por varios papeles distintos que desempeño. Curro las mismas horas, pero parece que el tiempo me cunda menos, y tengo la sensación de que este calor lo hace todo más lento, más pesado. Tengo mi proyecto en pañales, y creoe que el tiempo empieza a apremiar, por poco que me apetezcan a mí ahora estos achuchones. Con este panorama por delante, he visto como mi ritmo de actividad descendía drásticamente, mis noches se hacen mucho más complicadas de dormir y hacen que lleve los párpados a media asta todo el día. Hago manualidades tranquilamente en el sofá, rodeada de gatetes y con el larguirucho a pocos pasos. A veces abro mucho la terraza y dejo que el aire circule libremente. Se está a gusto. Es como chocolate fundido con ruido de tráfico.

Mi padre ha vuelve a enfrentarse a una mala racha. No ha llegado a un acuerdo con la gente del trabajo y parece que la semana que viene le cae el finiquito. A todas estas ha tenido que firmar la última declaración de la renta de mi madre (el pobre lo ha hecho llorando) y la suya propia, que le ha salido a pagar un buen buen pico. Es un tío fuerte, inteligente y capaz, pero cada vez le veo un poco más erosionado. Ojalá pudiera encontrar algo que le devolviera la chispilla, aunque fuera a ratos.

En el curro… Las cosas andan más raras de lo normal. El panorama en el sector bancario es una especie de carnaval, pero sin las plumas ni las lentejuelas. Espero ver como las cosas se calman en poco tiempo, que a más de un conocido se le reabren las úlceras ante tanta incertidumbre. Yo me conformo con que me paguen la extra y me respeten las vacaciones, por el momento. El resto ya se andará.

Y, dando paso a la noticia estrella de los últimos días; efectivamente, Imperator y yo hemos firmado ante un señor que se dedica a dar fe (profesionalmente) que somos pareja. Me ha sorprendido la reacción que ha tenido mucha gente; la parte de exigencia de cañas es comprensible (aquí todo el mundo busca cualquier excusa para autoinvitarse a cerveza :D), pero esta mañana una amiga ha llegado a decirme que cómo no le había dicho nada, que ella quería haber estado en la firma. Bueno; solo hemos puesto por escrito ante un señor algo que es una realidad desde el año pasado, y tenemos la tranquilidad de que determinados contratiempos, de suceder serían más sencillamente gestionables. El paso grande hace tiempo que lo dimos. Y estoy muy contenta por ello.

Nota a parte; en un par de semanas exactas me caen los 30. Habrá cena y juerga (espero) el fin de semana. Vayan haciendo un hueco en sus agendas 😀

Anuncios

3 comentarios to “Batiendo récords”

  1. molecula Says:

    Da un abrazo fuerte a tu padre de mi parte, ok?

  2. Mit M. Says:

    Pues primeramente, felicidades.
    Ahora, muchos ánimos a tu padre. A veces uno no sabe como animar a un padre, pero creo que con que estés a su lado se sentirá apoyado.
    Mucha suerte y saludos.

  3. Capitán Napalm Says:

    Hahahaha, vaya par de chicos discretos. Enhorabuena, discreta, eso sí.

    Y en lo referente a tu padre, dale tiempo, hasta la gente más fuerte termina doblando la rodilla cuando llueven hostias. La diferencia está en los que se levantan y los que no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: