La loca de los gatos.

Giggly es un gatito peludo, medio de color caramelo, medio bolita de algodón. Creo que es uno de los gatos más guspos que he visto nunca; tiene un porte regio, una cola magnífica, un pelambre suave y unos ojos castaños que destacan en el mosaico de colores suaves de su piel. Lleva seis años conmigo. Supongo que no será consciente de ello, pero ha pasado conmigo algunos de los momentos más tristes de mi vida. Y, seguramente sin importarle un bledo, se ha sentado a mi lado hecho un rosquito, y me ha hecho cosquillas con la cola, y me ha llamado con sus maullidos desde la otra punta del piso, solo para ver si le hacía casito.

Giggly tiene cara de buda, de paz. Es un buenazo que siempre se ha dejado coger aunque nunca le haya gustado, que cuando oye el timbre corre hacia la puerta (siempre le pregunto que a quien narices espera) para salir al rellano y se tira al suelo a que le rasquen la barriga, y que permite que le hagamos las mil y una putadas para luego llenarle de besitos y darle jamón y aceitunas.

Giggly está muy malito. Tiene una serie de problemas gástricos que le han llevado a adelgazar mucho, casi una tercera parte de su peso. Si a ello le sumamos que no le gusta el pienso que le poníamos últimamente (el lema de que “antes comerá que morirse de hambre” no se aplica en gatos, es mejor que lo sepáis) tenemos un cuadro de desnutrición, un cuerpo felino tirando de reservas y un hígado sobrecargado de grasas, que acaba cirrótico. Y eso es un gran, gran problema.

No me engaño al respecto; es un gato. Los gatos también se ponen enfermos y mueren, y este, en este momento, tiene un 50% de posibilidades de hacerlo. Pero es que resulta muy fácil humanizar a las mascotas y, mirando hacia atrás, empezar a pensar en que hacía ya tiempo que no estaba tan activo, y que parecía más flaco, y que ya no luchaba igual con los otros gatetes por las golosinas. Sí había notado algún cambio y había cometido uno de los errores más recurrentes del mundo; comentarlo mucho y no hacer nada. Y ahora gatete está muy enfermo, y ha habido que pincharle en las patitas y el cuello para hacerle analíticas, y raparle la barriguita tan suave para hacerle una eco, y hay que alimentarle a la fuerza y darle pastillas y aislarle. Hay que cogerle por la fuerza y cebarle como a un ganso, y rezar por que no vomite y recupere pronto algo de peso. Y me da mucha penita. Porque no quiero que se muera. Por él, pero también por mí. Supongo que, en realidad, sobre todo por mí.

Tal vez este sea el gérmen de la vieja loca de los gatos que vive en mí, o de una madre histérica y sobreprotectora, de cualquier caso absoluamente irracional. Pero es que en este momento tenemos un 50%. Cara o cruz. Quedan por delante cuatro días cruciales, en los que mi gran esperanza es que gatete empece a comer solo. Imperator y yo vamos a echar toda la carne en el asador. Pero ahora todo depende de si no hemos llegado definitivamente tarde, y de las ganas de luchar que le queden a ese saco de pellejito sucio con el que no puedo ni si quiera comunicarme.

Anuncios

4 comentarios to “La loca de los gatos.”

  1. Imperator Says:

    Pase lo que pase, echaremos el resto con él, mi amor. Y pase lo que pase, habrá tenido una buena vida, le habrán querido muchísimo y todos se habrán portado muy bien con él (menos quizá Barbián, a ratos). Habrá tenido la mejor vida que un gatete puede tener.

  2. Fantine Says:

    El mal trago que pasé cuendo murio Gongo (el gto de mis padres) no se lo deseo a nadie. Pero como bien dice Imperator, al menos ha tenido una buena vida, que no es poco.

    Un besazo y a ver que pasa 🙂

  3. nurnoteson Says:

    Gracias a ambos. De momento parece que ha dejado de vomitar, y eso son magníficas noticias. A ver qué más progresos hace…

  4. kalruth Says:

    Muchos ánimos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: