Avisad a vuestras abuelas

Y quien dice abuelas dice madres, padres o tíos. Desde hace algunos meses me voy encontrando que cada día 25 alguno de nuestros clientes se lleva un disgusto. Ese es el día de cobro de pensiones y cada mes hordas de vejetes se precipitan a su sucursal, a “que les den” su pensión, o a sacar dinero en efectivo como para cubrir sus necesidades durante el mes siguiente, hasta el siguiente cobro. Hay grupos de personas que se distribuyen en una zona determinada; estudian quien entra en las sucursales bancarias y cuando ven a alguien con pinta de pensionista, entran tras ellos y se fijan en si sacan una buena cantidad de dinero. Si ese es el caso les siguen hasta casa y, cuando entran en el portal, les golpean o empujan y roban. En ocasiones, si la finca es bonita, incluso se atreven a entrar en su casa, aunque eso no suceda demasiado. Otras veces simplemente esperan a que salgan de la entidad y al cabo de poca distancia alguien les pega el clásico tirón, sin importar si el vejete en cuestión acaba por el suelo o se golpea contra alguna pared. Posteriormente, cuando el abuelete ha denunciado el caso, hablamos con la policía para dar los datos de la oficina y facilitar grabaciones de seguridad, y ellos nos reportan que, por desgracia, esto se está dando en varios casos cada mes por la zona. En fin…

Consejos prácticos para evitar disgustos:

  • Razona con ellos y explícales que no es necesario que saquen todo su dinero de una vez. Si la sucursal les pilla muy lejos de casa y los desplazamientos se les hacen complicados podrían solicitar una tarjeta de débito o crédito (en la mayor parte de entidades, como en la mía, si cobras la pensión ahí las tarjetas son gratuítas) y pagar con ella, para evitar llevar demasiado dinero en efectivo y ser un objetivo “goloso”.
  • Si, a pesar de las distintas opciones, considera que tiene que “sacar” la pensión… Lo mejor es que no lo haga el día 25 ni siguiente laborable. Que espere unos días; el número de robos disminuye un montón al cabo de tres días naturales desde el primero hábil posterior al cobro de las pensiones.
  • En el caso de que se haya producido un robo recuérdale que es muy importante denunciar. Si, además, tiene un seguro de casa, será necesario para reclamar a la aseguradora un cambio de llaves del piso (que habitualmente está cubierto) y, tal vez, una parte del efectivo que llevase, además de otros objetos que le puedan haber robado o estropeado (movil, cartera, bolso, gafas…). Es importante que, si lo ha sido, deje claro que fue un robo con fuerza y adjunte las facturas de cuanto pueda.

Y ya está. Post de utilidad social.

No os acostumbréis 😉

Anuncios

2 comentarios to “Avisad a vuestras abuelas”

  1. athair Says:

    Esos tipos se llaman cogoteros, y suelen ser MUY peligrosos. Asi que el aviso es realmente bueno. Hacedle caso a la señorita…

  2. nurnoteson Says:

    Joer, así, leyendo deprisa, he leído “señora” y casi me da un soponcio XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: