La vida 2.0

Esta es una identidad 2.0. Y necesitará pronto un cambio de pañales.

Imperator ha publicado una serie interesantísima de entradas sobre el narcisismo. Sé que lleva alguna más de cabeza; me lo comenta mientras va rumiando y esperando ese estado de flujo que tan propicio le es para escribir. Y la espera merece la pena, supongo. Yo vivo cada día con sus reflexiones.

Gran parte de esas entradas van relacionadas con la cuestión de la identidad, y cómo esta, al final del día, puede ser maquillada y manipulada con un perfil suficientemente interesante en internet. No tiene por qué ser de verdad, ni siquiera parecerse a nosotros. Solo tiene que resultar fascinante y estar al alcance de quien quiera comprarlo. Un éxito asegurado, oiga.

Es solo que… Internet es, en realidad, un espacio mayormente vacío para el contacto humano. Y, curiosamente, es el sitio a donde corre la gente para sentirse arropada, aprobada y querida, para construir a ese otro alguien rodeado de gente que le espera embelesada y le admira. Si lo simplificas lo suficiente tener una identidad atractiva en internet es como tener un tamagotchi. O le das de comer, le limpias y juegas con él con regularidad o deja de ser el juguete que quieres tener y del que puedes fardar un montón para pasar a ser otro trasto inservible en un cajón que ya nunca visitas.

Esa, claro, no es la principal utilidad del invento, pero es altamente goloso. ¿Para qué tener una identidad normal si puedes ser tan cool?. Solo hace falta un poco de tiempo y esfuerzo y la recompensa está ahí, al alcance de tu mano, a imagen y semejanza de la de cualquiera de los gurús 2.0.

Muchas veces sucede que la gente no es consciente de eso, ni de que el tiempo es un factor limitante, ni de que internet, al final del día, no se viene contigo a la cama ni te aguantará cada día cuando la boca te sepa a sueño por las mañanas. Porque la vida de la mayor parte de nosotros es de lo más prosaico. Poca gente tiene continuamente cosas interesantes que contar, experiencias fuera de serie o encuentros trascendentes. La vida, nos guste o no, se compone mayormente de rutinas, y los virajes que pueda pegar serán, normalmente, parecidos a los de cualquier hijo de vecino. Porque no se puede vivir continuamente en un redoble de tambores y un “más difícil todavía”. Eso no hay cuerpo que lo aguante sin requerir medicación o un cambio de baraja.

Y sin embargo a mí me gusta la vida 2.0, pero la de bajo perfil. Me alegra un montón cuando mis amigos cuentan cosas que les pasan sin que cada acontecimiento tenga que ser el primer acto de un drama o la apoteosis de 300. Me gusta tener la sensación de que la gente comparte conmigo (y con todos sus demás amigos, claro) parte de sus vidas sin que se tengan que convertir necesariamente en un quefuertequefuertequefuerte. No me interesa ver un espectáculo representado para un público devoto ávido de miguitas.

Creo que nos hemos acostumbrado demasiado al formato de las series. A veces tengo la sensación de que hay un montón de gente que se siente obligada a que cada capítulo de sus vidas tenga un giro inesperado o suponga realmente un avance significativo del guión, y un montón de gente (porque estos grupos no son excluyentes entre sí) que se sienten terriblemente decepcionados cuando lo más interesante que tienes que contar es que tu vida sigue como siempre, con tan solo pequeños matices.

La vida, tal como yo la concibo, es un cambio continuo pero lento. Y está llena de cosas con poco glamour. La mayor parte de las veces que quedamos con los amigos lo pasaremos bien, pero no será el punto álgido de nuestras vidas (de esa semana). Y tendremos nuestros problemas y ese no será nuestro peor momento. Me gusta, porque no requiere rasgarse las vestiduras ni ser terriblemente emo. Supongo que, en el fondo, eso es muy poco 2.0.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: